Punto G ¿Existe?

ESPECIAL
ESPECIAL

Carolina González J

Médica y sexóloga

 

El Punto G es un tema que ha sido y sigue siendo controvertido en sexología. Por un lado unos afirman que existe y otros se basan en que no hay pruebas científicas de ello. Aquí te contaré varias cosas interesantes al respecto, las cuales te ayudarán a salir de esa confusión y lo más importante, a utilizarla para tu beneficio y placer.

A mitad del siglo XX,  Ernst Gräfenberg  un ginecólogo alemán, describió y descubrió el Punto G.  Aunque no se conoció con ese nombre, hasta 1982 que tres investigadores de Estados Unidos, volvieron a hablar del tema y lo nombraron Punto G en honor al Dr. Gräfenberg. Desde entonces ha existido la polémica de su existencia.

Te debes estar preguntando ¿entonces sí o no hay Punto G?. La respuesta es SÍ y más que un punto como tal, realmente es una zona o área dentro de la vagina, la cual es más sensible y en algunas mujeres (no en todas), su estimulación es muy placentera. En esta zona se encuentran varias estructuras, las cuales participan en la sensibilidad y en las sensaciones placenteras que allí se producen. Las principales estructuras, son: 1) La pared anterior de la vagina 2) Las glándulas parauretrales que también se conocen como “próstata femenina” 3) La uretra (por donde pasa la orina) 4) El clítoris y 5) Algunos músculos que pasan por esa zona, entre otros.

ESPECIAL
ESPECIAL

¿Sabes algo? Realmente al estimular el Punto G, lo que se está haciendo es estimular en forma indirecta al clítoris y es por eso que las sensaciones pueden ser muy placenteras.  Aunque te parezca increíble, el clítoris es más grade de lo que se ve, ya que por dentro es más extenso que por fuera y tiene raíces o ramas. Poderlo estimular indirectamente, dependerá de varios factores como el tamaño del clítoris, la anatomía de cada mujer, el espacio que hay entre la pared vaginal, el clítoris y las glándulas parauretrales, entre otros. Además, para la mayoría de las mujeres es más placentera la estimulación directa (por fuera del clítoris) o haciendo una combinación simultánea de ambas. Todo depende de los gustos de cada quien.

ESPECIAL
ESPECIAL

¿DÓNDE SE ENCUENTRA?

 

El Punto G se encuentra ubicado en la pared anterior de la vagina (la pared que va hacia el abdomen) más o menos a 3 o 5 cm del introito vaginal o de la entrada de la vagina.  Algunas mujeres y estudios científicos refieren que en esa zona se siente un cambio de textura, es decir que no se siente tan “liso” como la mayoría de la vagina, sino que es un poco “corrugada”.

ESPECIAL
ESPECIAL

¿CÓMO ESTIMULARLO?

 

Te recomiendo que si no lo has hecho antes, primero lo intentes tú misma.  Debes ubicarlo y estimularlo, y cuando sepas si te es placentero, lo intentes con tu pareja. La mejor posición es acostarte boca arriba y flexionando los pies, introduzcas un dedo en tu vagina, cuando estés excitada (la palma de tu mano debe ir hacia el abdomen); te recomiendo usar un lubricante. Ya con el dedo introducido, empieza a tocar, sentir y estimular, fíjate si sientes cambios de textura en la vagina o si hay sensaciones diferentes y placenteras; simplemente explora…te y conócete . Si no te gusta con el dedo o simplemente quieres explorar otras opciones, existen juguetes sexuales que pueden servirte, incluso existen vibradores diseñados específicamente para estimular esa zona.

Cuando la estimulación es realizada por la pareja, la posición ideal también es boca arriba y la otra persona introduce el dedo en tu vagina, recuerda que debes estar excitada y empezar a hacer movimientos como los que hacemos cuando llamamos a alguien; “haciéndole la seña de ven aquí”, más o menos se introduce casi todo el dedo, dependiendo por supuesto de la persona que lo hace y de la anatomía de la mujer.  Antes de intentar la estimulación mediante la penetración, es mejor hacerlo así ya que con penetración es un poco más difícil y no siempre se logra.

ESPECIAL
ESPECIAL

POSICIONES SEXUALES QUE FAVORECEN SU ESTIMULACIÓN

 

Si ya tienes ubicado tu Punto G, sabes que la estimulación indirecta del clítoris te produce sensaciones placenteras o simplemente quieres explorar y probar cosas nuevas, existen algunas posiciones que ayudan o, más bien, son mejores para lograr la estimulación . Eso si, recuerda que no tienen que ser forzosamente las que tú y tu pareja acostumbran, pueden ensayar y explorar nuevas opciones para descubrir cuáles les gustan más.

 

Las tres posiciones más recomendadas, son:

 

  • El hombre o la pareja se pone por detrás de la mujer y hace una penetración vaginal superficial o mejor dicho poco profunda con el objetivo de estimular el Punto G. Aquí una variación o posición que puede ser muy placentera es la del “perrito”, en donde la mujer se pone en cuatro (arrodillada y apoyada en brazos) y la pareja la penetra por detrás.
  • La mujer arriba o encima del hombre , de esta manera ella tiene mayor control y puede coordinar sus movimientos dependiendo de la estimulación y sensaciones que vaya teniendo. Una variante es que lo hagan sentados, es decir ella sentada sobre él, ya sea mirándolo o dándole la espalda.
  • Si prefieres una posición más “clásica” puedes hacer la del misionero (la mujer abajo y el hombre encima) , pero para que haya estimulación del Punto G, te recomiendo que flexiones tus rodillas (lleves los pies a tu pecho), o los alces poniéndolos alrededor de tu pareja .

 

Algunas mujeres refieren que al estimular el Punto G llegan al orgasmo más rápido , otras indican que las sensaciones experimentadas son más fuertes, intensas y diferentes a las que sienten con la estimulación directa del clítoris, sin embargo hay quienes no experimentar nada o que por el contrario no les gusta. También, algunas comentan que al estimular esa zona expulsan un líquido o fluido, el cual se conoce como “eyaculación femenina”, pero de este tema te hablaré en otra ocasión.

 

En resumen 

Como puedes ver, este punto es todo un mundo. Entonces, para que seamos claros, el Punto G Sí existe y más que un punto es una zona. Sin embargo, NO todas las mujeres logran encontrarlo o simplemente aunque lo encuentren, no les produce sensaciones placenteras. Por lo tanto, si tu que estas leyendo, eres una de esas mujeres que no lo encuentra o no es placentero, ¡RELÁJATE!, todas somos diferentes y la sexualidad está para que la disfrutemos, no para que suframos por ella. Si por el contrario, te sientes identificada y ya has vivido la experiencia del Punto G, ¡felicitaciones! Disfrútalo. Aquí lo importante es que conozcamos nuestro cuerpo, es decir que tú te conozcas e identifiques qué te gusta, qué no, qué te excita, y cuáles zonas son más placenteras que otras. Simplemente conócete y disfruta sanamente de tu sexualidad: ¡es tuya!

 

Hombres: Deben estar pensado que los abandoné pero no es así, este tema para algunos es de su entero interés para la sexualidad en pareja, además les cuento que los hombres también tienen Punto G , el cual es más conocido como Punto P ¿te sorprendí?  Este será un tema para nuestro próximo encuentro, donde seguiré poniéndole a tu vida, Sentido Sexual.

Sobre la autora 

Caro González es una médica y sexóloga colombiana que actualmente radica en la Ciudad de México, ha impartido diversas conferencias sobre sexualidad para todo tipo de público y dado clases sobre la materia, tanto en México como en Colombia. Pese a que su especialidad es la sexología, también cuenta con estudios en derechos humanos; asimismo es bloglera en "Sentido Sexual", una página dedicada a tratar diversos temas de sexualidad, con el objetivo de brindar información abierta, objetiva y científica.

¿Qué esperas para conocerla? Entra a su página y aprende más sobre cómo vivir plenamente tu sexualidad.  

www.sentidosexual.com

 

Escribir comentario

Comentarios: 0