Y tú, ¿ya probaste las bolas chinas?

Leandro Martinez
Leandro Martinez

Uno de los productos estrella en las sexshop’s son las bolas chinas, pues los avances tecnológicos también se ven reflejados en la industria de los juguetes eróticos, y en la actualidad se pueden encontrar un sinfín de modelos tanto para la estimulación vaginal como para la anal, con una bola estimuladora, dos, tres o más, con vibración o sin vibración, y de diversos materiales.

Hoy te vamos a contar lo que necesitas saber sobre estos artículos eróticos.

Un poco de historia

Slackrhackr
Slackrhackr

La utilización de las bolas chinas se remonta al antiguo Japón feudal. Se cuenta que fueron diseñadas debido a que existió un emperador que tenía un deseo sexual irrefrenable, ante lo cual sus consejeros diseñaron unas bolas de marfil que introducidas en la vagina preparaban a las concubinas para tener relaciones con éste sin hacerlo esperar.

También, en la Antigua China las mujeres se preparaban con las bolas chinas para ejercitar sus músculos vaginales (también conocidas como bolas Ben Wa o bolas de Geisha); cuando los hombres llegaban a su encuentro, ellas las introducían en su vagina con el propósito de complacer a los guerreros que al volver de las cruzadas ansiaban alcanzar el orgasmo lo más rápido posible.

Qué son y cómo se usan

Por lo general son dos bolas bastante ligeras que la mujer introduce en la vagina y que, normalmente, tienen en su interior otras bolas más pequeñas, creando un vacío.

Mediante el movimiento, las bolas interiores golpean con las exteriores y realizan una especie de efecto vibratorio, produciendo sensaciones eróticas y placenteras. Son muy cómodas y altamente recomendadas para ser usadas mientras se camina, con lo que aumentan las sensaciones.

Los ejercicios de Kegel

Sensaciones Loveshop
Sensaciones Loveshop

Los ejercicios de Kegel o ejercicios de contracción del músculo pubocoxígeo sirven para fortalecer los músculos pélvicos. También están recomendados para evitar problemas comunes como la incontinencia urinaria o también para facilitar el parto.

 

En el campo sexual, son los ejercicios que se practican para obtener buenos resultados a la hora de conseguir mayor placer. Reciben ese nombre por el doctor Arnold Kegel, quien desarrolló esos ejercicios para sus pacientes en la década de 1940 como método para control de la incontinencia urinaria. Su artículo fue publicado en 1948.

Pasos para la ejecución correcta de los ejercicios de Kegel

1. Vacía la vejiga.

2. Contrae los músculos de la vagina durante tres segundos y relaja. Repetir 10 veces.

3. Contrae y relaja lo más rápido que se pueda. Repetir 25 veces.

4. Imagina que sujetas algo con tu vagina, mantén esa posición durante tres segundos y relaja. Repetir 10 veces.

5. Imagina que lanzas un objeto con tu vagina, mantén la posición durante tres segundos y relaja. Repetir 10 veces.

6. Imagina que acaricias un objeto con tu vagina, mantén la posición durante tres segundos y relaja. Repetir 10 veces.

Estos ejercicios hay que realizarlos tres veces al día.

Si deseas saber si estás haciéndolo bien, después de unos días coloca un dedo o dos entre los músculos de la vagina y contrae, debes notar que la vagina comienza a estrecharse.

Pueden realizarse en cualquier momento y lugar. La mayoría prefiere hacerlos acostado o sentado en una silla. Tras un plazo de cuatro a seis semanas debes advertir una mejoría.

En ciertos casos pueden transcurrir hasta tres meses para notar cambios. Cuanto más se practiquen más eficaces son los ejercicios en los músculos. Durante su ejecución no debes sentir molestias ni en el abdomen ni en la espalda, si eso sucede es porque estás realizándolos de forma incorrecta.

Hay quien contiene la respiración o aprieta el tórax mientras contrae los músculos del piso pélvico, no es recomendable, lo correcto es relajarse y concentrarse en los músculos del piso pélvico.

 

Y tú, ¿qué esperas para probarlas?

 

* Con información de Sexworld


podría interesarte

visita